Film

SINOPSIS

Basado en un relato de Franz Kafka, El Artista del Hambre se compromete a ayunar con ahínco para demostrar definitivamente su maestría ante los mayores representantes de la región. El celador que lo vigila es el encargado de certificar estos hechos. Día a día se ve sorprendido por la capacidad de resistencia humana y perfección artística del ayunador.



La televisión muestra la explotación y la miseria a través de los cuerpos de unos hombres. Su visión, la única manera de ruborizar el pensamiento. Cuanto más famélicos, mejor valorados por los espectadores. Nace así, una nueva forma de arte y con ella sus artistas: los ayunadores. Se encuentran en países lejanos y nos descubren el pecado. Como en todas las artes, obras magistrales condenadas de antemano. Una ironía que descansa con honor sobre nuestras cabezas.


Trailer  “La Piel de la Tierra”

Clip 1 “La Piel de la Tierra”

Clip 2 “La Piel de la Tierra”

Clip 3 “La Piel de la Tierra”

Clip 2 “El Artista del Hambre”

SINOPSIS

Un joven desertor se compromete a restaurar una campana. Existe la creencia de que una determinada nota musical salida del bronce consigue alejar las tormentas. Es la única forma de despejar el cielo de nubes para que Dios vea la guerra.




CRÍTICAS

El País, el 25 de Noviembre de 2005

Indicios de apocalipsis

Es muy raro en estos tiempos encontrarse de frente una película que no sólo no oculta, sino que hace del cine religioso y de la reflexión sobre la fe como lucha a brazo partido contra la realidad su principal arma y discurso. En este sentido, este primer largometraje de un cortometrajista de sólido oficio,  Manuel Fernández, debe ser valorado por lo que es: un filme hecho contra las modas, contra los géneros, y más allá de cualquier ortodoxia. Una influencia que no oculta las influencias ajenas (el Bergman del comienzo de los sesenta; Lars von Trier, y hasta Tarkosvski de sus últimos filmes), pero que borda un discurso propio: cierto, cargado de solemnidad y hasta de patetismo, pero coherente hasta el dolor. Y muy respetable.

Peripecia que habla sobre el hombre en tiempos de guerra, el filme se apunta a una tradición metafórica que tiene poca tradición en nuestro cine, donde abunda más el filme religioso de lagrimón fácil y ortodoxia a machamartillo que cualquier propuesta que presuponga que la fe es algo que se conquista día a día, y que con igual facilidad se pierde. Narrada con pulso firme, la película coloca a sus personajes bajo una situación de máxima paradoja para un creyente: la guerra como designio de la divinidad o como perversión de los hombres.

Sobre este telón de fondo, cuya inspiración se deja ver ya en los primeros planos (que reproducen uno de los cuadros más crueles de Brueghel el Viejo, El triunfo de la muerte), y no es otra que una reflexión sobre el destino humano y el poder, es sobre el que Fernández traza un desolador cuadro. Y la conclusión no puede ser más terrible: desconozco si el cineasta participa del sentir expresado por el papa Benedicto sobre que estos tiempos lo son de jabalíes que asolan las vides, pero la conclusión del filme deja poco espacio a la esperanza. Se podría objetar que al final parece vislumbrase algo así como un destino abierto en forma de recién nacido; pero no cabe duda de que por la película circula un inclemente hálito de apocalipsis.


Extracto del ABC, el 25 de Noviembre de 2005



Más Bergman que Tarkovski

… Y toda la película está llena de atmósferas inspiradas en Kafka.

No obstante, el planteamiento existencialista del film está mucho más cerca de Bergman que de Tarkovski. Tarkovski habla de la fe con una experiencia nítida, inquebrantable. Bergman habla de la fe como conflicto, con muchas dosis de incerteza. De hecho, La piel de la tierra no habla de Dios, sino de las distintas tesis humanas respecto a Dios. Y ninguna de ellas es definitiva; es siempre problemática.  (…)

Juan Orellana



LA PIEL DE LA TIERRA

“Hay otra guerra, el eterno malentendido entre Dios y el Hombre.”

Cartel

Clip 1 “El Artista del Hambre”

Cartel

 

EL ARTISTA DEL HAMBRE

Director y guionista de largometrajes y cortometrajes.